Mi historia con Oriflame

Mi nombre es Silvia Fernández, en 2014 empecé a trabajar en Oriflame, empresa de cosmética natural sueca.

Anterior a Oriflame trabajé en varios sitios. Mi último trabajo fue como gerente de una empresa de transportes. Era en una oficina, tema de papeles, facturas, buscar cargas y demás.

Siempre me ha gustado el mundo de la cosmética. Estudié estética en un módulo de grado superior. 

Cómo acabe trabajando para una empresa de transportes.

Aún no lo sé, supongo que como todo, las circunstancias de la vida que me fueron llevando hacia allí.

Hasta que un día dije, basta. No me gustaba, no era lo que yo quería. 

Busque un empleo relacionado con lo mío. Ya había trabajado en centros de estética anteriormente, pero en ese momento de mi vida ya era madre, y no quería tirarme todo el día trabajando en un salón de belleza y no poder disfrutar de la infancia de mi pequeño.

Busque empleos alternativos, que me dejaran libertad, el poder trabajar desde casa. Encontré varias empresas de venta de cosmética, ya bastante conocidas, pero no me llegaban a convencer del todo. Soy una persona que estudia y mira mucho las cosas, no tomo decisiones a la ligera.

Fue entonces cuando encontré Oriflame. Una empresa de cosmética sueca, que me daba un plan de oportunidad, donde podría crear mi propio negocio, ser mi propia jefa, tener mis horarios y poder disfrutar del tiempo con mi familia y marcarme mis propios objetivos, el poder crecer. Lo que quería. Lo estudié detenidamente. Después de informarme mucho sobre el tema decidí empezar a crear mi propio negocio de cosmética.

Me gusto Oriflame, por las ventajas, sus comisiones y beneficios. Nos premian con viajes, una convención anual, regalos en nuestro pedidos, etc…

Además tengo un gran apoyo de mi asesora personal que me ayuda mucho cuando tengo alguna duda o problema. Estoy atendida en todo momento. Formamos un gran equipo donde todos nos ayudamos y apoyamos para conseguir nuestro objetivos.

Hoy trabajo, otra vez, en una oficina, pero con la diferencia de que esta, está en mi casa. Sé que si un día estoy mala o esta malo mi hijo puedo permitirme el lujo de no trabajar. 

He ganado en vida, más tiempo para mí y mi familia, más libertad de horario, ser mi propia jefa, marcarme objetivos, trabajo en lo que me gusta y de vez en cuando me voy de viaje. 

¡¡Adoro mi trabajo!!

¿Quieres unirte a mi equipo?

Oriflame tu belleza personal